Enlaces

Banner
Banner
Banner
Banner
Banner

Mercados

Ganadería: La hora de los procesos PDF Imprimir E-mail
Noticias - Nacionales
Sábado 02 de julio de 2011 11:20

La ganadería quiere volver a la vanguardia mundial. Para eso, hay muchas herramientas de gestión y bajo costo.

Luego de despistarse y recorrer varios metros por el pasto, la ganadería está volviendo al asfalto, lugar desde donde busca traccionar mejor para retomar un lugar de privilegio en el campo argentino. La metáfora automovilística calza para el momento que está viviendo la producción de carne en el país. Los especialistas coinciden en que la tecnología está disponible y que sólo hace falta hacer ajustes en la administración de recursos e incorporar las herramientas (en muchos casos de costo cero) que permitan reubicar a la actividad en la vanguardia mundial.

“La sensación es que en los últimos años estamos cómodos con lo aprendido, incluso con logros como el aumento en el peso de los animales, aún sabiendo que son insuficientes, y estamos tranquilos porque empezamos a manejar el corral; sin embargo, estamos a medio siglo de distancia de otros países como Estados Unidos, Australia o Canadá, que hacen bien las cosas”, disparó el investigador del INTA Aníbal Pordomingo.

Profundizando sobre el progreso y el camino que queda por delante, en diálogo con Clarín Rural Pordomingo subrayó las herramientas que hoy están disponibles para poder crecer, pero que no se utilizan. Y empezó con el engorde a corral: “Hay mucha tecnología de gestión de la información y de procesos que no se usa, tampoco se elige la dieta adecuada para cada categoría, ni se trabaja con lectura de comederos, o se previene enfermedades”. Incluso, apuntó que la eficiencia de conversión es muy pobre, de 8 ó 9 a 1, cuando debería ser de 6 a 1.

En cuanto a la infraestructura, dijo que muchos armaron corrales para animales de 320 kilos y hoy hay que hablar de engordes de hasta 400 kilos. También que hay que mejorar la confección y la conservación del silaje, porque “la calidad es deficiente y se está perdiendo mucho silo almacenado, en algunos casos hasta el 50%”.

En lo que respecta a la cría, remarcó la importancia que hoy tiene la vaca y recomendó que “se haga más apotreramiento, se incorporen más aguadas y, de una vez por todas, se incorporen herramientas simples como son los servicios estacionados o inseminación a tiempo fijo, que, incluso en los pequeños establecimientos, puede facilitar el negocio”.

De cara a lo que viene, y pensando en el impacto ambiental y los costos de la producción ganadera, el asesor Juan Carlos Elizalde disparó: “Hoy el que adopte las nuevas tecnologías va a progresar y el que no las aplique va a desaparecer o va a quedar en un nivel de subsistencia y relegado”. Y agregó: “Para subirse al tren de ser más eficientes ya no queda mucho tiempo”. Ejemplificó que en un mal rodeo de cría se gastan 80 kilos de materia seca de pasto para producir un kilo de ternero, mientras que en feedlot ronda los 8 ó 9 kilos en vez de 80. Además, apuntó a la mejora de los índices de preñez: “Si en vez de 65% alcanzo 95% paso de 80 kilos de materia seca por kilo producido a 23; la diferencia es enorme”.

Otro tema sobre el que hizo hincapié Elizalde fue el de la capacitación de productores, asesores y técnicos. “Es raro imaginar que uno vaya a preguntarle al farmacéutico si tiene algo en el corazón para que luego le recomiende qué medicamento tomar. La lógica es que vaya al cardiólogo y que él me diga qué tomar para luego comprarlo en la farmacia. Traducido a la ganadería, no puede ser que el que vende el núcleo me diga la dieta que tengo que armar y cómo manejar mi rodeo”. Y resumió: “Hoy somos buenos productores de carne pero dejamos bastante que desear como empresarios”.

Otro que participó del debate, en el último Congreso Tecnológico CREA, fue el coordinador técnico de la Comisión de Ganadería del Movimiento CREA, Cristian Feldkamp. Casi como un tirón de orejas a los productores, repasó: “Si lográramos que el 75% de los ganaderos con un nivel tecnológico bajo pasara al nivel medio, se podría incrementar la producción de carne actual en un 13%, mientras que si el 50% de los productores en estado tecnológico medio pasara al alto, se podría aumentar la producción en un 11%. Sólo con la aplicación de tecnologías disponibles se podría incrementar un 26% la oferta de carne vacuna”.

Por su parte, el coordinador del programa nacional de Ecorregiones del INTA, Daniel Ligier, resaltó el impacto que la tecnología de la información tiene en la producción ganadera. “El proceso de intensificación comenzó con la agricultura de precisión y ahora hablamos de ganadería de precisión, que contempla poner GPS y buscar los mejores pastos o trabajar con imágenes satelitales para mirar índices verdes normalizados”, apuntó. Y agregó: “En la ganadería, que es como un arte, la tecnología de procesos tiene más importancia que en la agricultura”.

La pregunta es cómo será la ganadería hacia el 2020 en Argentina. Volviendo a la metáfora automovilística, con el auto de nuevo en la pista, la respuesta de cuándo y cómo acelerar está, ahora, en manos de los productores.

Fuente: Clarín

 

Copyright 2010-2011 - Confederación de Asociaciones Rurales de la Tercera Zona
Belgrano Nro. 165 – 1º Piso – Oficina “B” - 5000-Córdoba
Tel/fax Nº: 0351- 4215255 - Móvil Nº: 0351- 152504774 / 156233088 - www.cartez.org.ar